Aunque pareciera que el cuidado del medioambiente le correspondiera solo a los Estados y a las empresas, la verdad es que se trata de una tarea que todos debemos asumir. De hecho, ¿alguna vez te has preguntado de qué forma tus acciones cotidianas están afectando a la salud del medio ambiente? Pues es momento de que te pongamos a pensar en ello. A través de un cambio en nuestros hábitos podemos generar un gran impacto en la preservación del medioambiente.

¿Entonces qué acciones podemos tomar? En Somos Sostenibles de Pluspetrol tenemos la respuesta a esta pregunta. A continuación, te recomendamos algunas medidas que puedes tomar en casa para cuidar el medioambiente.

1. No desperdicies el agua

El agua es un recurso muy valioso pero escaso y, como tal, ¡debemos cuidarlo! La mejor manera de hacerlo es reduciendo su consumo. 

Una ducha de diez minutos consume aproximadamente 200 litros de agua. Con esto podemos darnos cuenta de la inmensa cantidad de agua que podemos gastar en lo que nos parece unos cuantos minutos. Por eso, debes bañarte en menos de 10 minutos y evita en lo posible usar la tina. Cuando te jabones, cierra el grifo.

Otros consejos son cerrar el grifo mientras te cepillas los dientes y lavas los platos, y asegurarte de que ningún ningún caño gotee. Utiliza la lavadora solo cuando tengas una cantidad importante de ropa.

Por otro lado, evita contaminar el agua echando el aceite y otros desperdicios por el desagüe.

medioambiente sapara residuos

2. Separa los residuos

Compra cubos de basura especiales o haz la separación en bolsas o cajas. Lo importante es que clasifiques tu basura según el tipo (orgánicos e inorgánicos) para que los residuos reciclables tengan una segunda vida.

Por ejemplo, los residuos orgánicos, como cáscaras de frutas y verduras y sobras de comida debe ir en un contenedor especial.

Las pilas son elementos muy contaminantes. Por eso, te recomendamos que si tienes que usarlas compra unas recargables. Si no, recuerda que hay puntos de reciclaje de pilas en la varias partes de las ciudad.

Como consejo, junta y aplasta todos los envases y botellas de plástico, esto facilita su clasificación y reciclaje.

3. Recicla y reutiliza

Reutiliza al máximo todos los artículos o productos antes de deshacerte de ellos. Deséchalos solo cuando ya no puedas volver a utilizarlos. Por ejemplo, usa las hojas de papel por ambos lados. Transforma las latas en envases para almacenar lapiceros, en macetas decorativas o puedes usarlas para guardar cereales.
Existe un sinfín de opciones para reutilizar y darle una nueva vida a los materiales más variados. ¡Dale vuelo a tu imaginación!

recicla-reutiliza-medioambiente

Si tienes bolsas del supermercado, úsalas para los residuos o futuras compras.

Toma en cuenta que al reciclar se reduce el consumo de envases o las emisiones que se producen al fabricar un nuevo producto.

4. Reduce el uso de plásticos

Uno de los grandes enemigos de nuestro planeta es el plástico. Esto se debe a que están fabricados con materiales que no son biodegradables y, por lo tanto, tienen un alto nivel de contaminación.

La buena noticia es que lo podemos sustituir con otros materiales, como vidrio, latas o papel. Por ejemplo, puedes comprar una bolsa de tela que puedes llevar al supermercado para evitar un uso excesivo del plástico.

Compra productos empacados de forma más sencilla y con menos plásticos. De igual manera, reduce al mínimo el uso de productos desechables y elige envases retornables.

Si por alguna razón debes comprar un producto con envase de plástico, asegúrate de que tenga el logotipo de reciclable o reciclado.

No dudes en poner en práctica estos consejos. Al cambiar tu manera de consumir, los residuos que generas y otras rutinas diarias, estarás incidiendo directamente en el medioambiente.

Write A Comment